Pierde el miedo a la manteca de cerdo, no es tan mala como parece

noticias79mx

Pierde el miedo a la manteca de cerdo, no es tan mala como parece

La manteca de cerdo es un ingrediente muy utilizado de la gastronomía mexicana, las gorditas, quesadillas, moles y diferentes guisos no serían lo mismo sin ella.

Sin embargo, durante muchos años la manteca ha sido percibida como dañina para la salud. Y en sustitución los aceites vegetales y de canola tomaron su lugar y se convirtieron las principales grasas para cocinar.

Pero las cosas empezaron a cambiar recientemente cuando varios estudios aclaraban que de hecho, es mucho más beneficio cocinar con grasa de cerdo animal que con vegetal.

Según datos de la BBC, al freír con grasas vegetales a más de 180°C siempre se produce un cambio de estructura molecular y pasa por un proceso de oxidación donde se empiezan a formar aldehídos. Estos compuestos orgánicos se han asociado a cardiopatías y problemas cardiovasculares.

Una de las grasas que más se recomiendan para freír (con moderación) es la manteca. Y aunque todo en exceso es malo y las personas con problemas de colesterol deben evitarla, esta grasa tiene mejor resistencia al calor.

La manteca es rica en grasas monoinsaturadas, las cuales están dentro de las grasas “buenas” o más saludables, además contiene vitamina D. Aunque la manteca tiene un alto aporte calórico (900 calorías por cada 100 gramos, según datos de la Organización Mundial de la Salud), es una grasa que se calienta muy rápido por lo que no es necesario freír las cosas por mucho tiempo, contrario a lo que tendrías que hacer con un aceite de girasol o canola.

Arlet Jardón, nutrióloga especializada en obesidad y diabetes, nos dio su opinión acerca de la manteca :”La manteca de cerdo es una grasa saturada, ya que proviene de la grasa de depósito del animal, es un tipo de mezcla entre estearina y palmitina. Debido a esto es importante ser moderado al consumirla, ya que en cantidades elevadas y con gran frecuencia puede tener repercusión en los niveles de colesterol y triglicéridos. No es algo que recomendaría si se consume en grandes cantidades… sin embargo, si en algún un momento una persona come algo que la contenga como un tamal o cualquier otro alimento, no pasa nada, porque no sucede con tanta frecuencia”, comentó la experta en salud.

Si la utilizas con moderación y para ciertos platillos, no sólo ayudarías a que se aproveche todo el cerdo, sino que también aportará mucho más sabor a tus platillos. Por ejemplo, un poco de manteca para hacer sopecitosmole verde o sofreír algunos guisados, realzarán los sabores de tus preparaciones.

fuente: forbes