¿ Cuánto dura la inmunidad del coronavirus ?

noticias79

¿ Cuánto dura la inmunidad del coronavirus ?

laudio Triay, médico de Urgencias del hospital Mateu Orfila de Menorca pasó el coronavirus en marzo, tras someterse a una serie de pruebas en mayo comprobó que tenía anticuerpos y que los mantenía en diciembre.

“Considerando que tengo una inmunidad, al menos inicialmente, creo que no soy prioritario en este momento con la escasez de vacunas que hay, aunque trabajo en un servicio de urgencias, que somos primera línea”, explicó el sanitario en el programa de Ana Rosa, en Telecinco.

Una decisión acorde con lo que afirman cuatro sociedades científicas (Sociedad de Medicina de Emergencias (SEMES), de Medicina Intensiva, Critica y Unidades Coronarias (SEMICUC), de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR) y la Sociedad Española de Inmunología (SEI)): retrasar la vacunación en personas que ya han pasado el Covid-19.

Los expertos indican que la inmunidad persiste más allá de los 8 meses tras la infección y, según muestran los datos, la mayoría de las personas que se han recuperado del Covid-19 todavía tienen suficientes células inmunitarias para defenderse del virus y prevenir la enfermedad al menos durante ese período, aunque matizan que “posiblemente la inmunidad celular persiste más allá de ese tiempo”.

Así lo sugieren diversas investigaciones y un trabajo llevado a cabo por investigadores del Instituto de Inmunología de la Jolla en California (EE.UU), que concluye que la inmunidad podría durar años. El equipo rastreó cuatro componentes del sistema inmunológico: anticuerpos, células B que producen más anticuerpos según sea necesario; y dos tipos de células T que matan a otras células infectadas. La idea era construir una imagen de la respuesta inmune a lo largo del tiempo observando sus componentes.

Los investigadores encontraron que los anticuerpos eran duraderos, con reducciones modestas de seis a ocho meses después de la infección, aunque había diferencias notables en los niveles entre los participantes.

Es importante destacar que el cuerpo también tiene células inmunes llamadas ‘células B de memoria listas’. Así si una persona vuelve a encontrarse con el SARS-CoV-2, estas células B de memoria podrían reactivarse y producir anticuerpos contra el SARS-CoV-2 para combatir la reinfección.

Esta ‘faceta protectora’ tras la infección sería la razón por la que piden retrasar la vacunación en personas que ya han pasado el COVID-19

Los diferentes especialistas de las cuatro sociedades científicas apuntan que esta inmunidad podría ser demostrada mediante prueba PCR positiva en algún momento previo a la vacunación; pruebas de antígeno positiva en algún momento previo a la vacunación; y personas que refieran haber tenido clínica compatible con Covid-19 tras realizárseles una prueba de serológica de anticuerpos que resultase positiva para IgG.

Los estudios de seroprevalencia nacional estiman que este grupo de ‘población inmunizada’ podría representar entre un 10-15 por ciento, por lo que “aconsejamos que la vacunación sea diferida, incluso si ya se les ha puesto la primera dosis de la vacuna, ya que entendemos que la inmunidad celular y/o humoral persiste en estos individuos y debe priorizarse la vacunación de individuos que no hayan tenido contacto con el SARS-CoV-2″, argumentan.

De la misma forma, también recomiendan la realización de pruebas serológicas de la mayor especificidad posible antes de la vacunación, retrasando la vacunación de todos aquellos en los que aparecen títulos de inmunoglobulinas IgG positivas, “unos anticuerpos que aparecen cuando uno empieza a tener una buena respuesta frente a la infección, y podrían ser un buen indicador de que te estás curando”, explica un microbiólogo en El País.

Algunos países ya recomiendan la dosis única

Fuera de España ya se está comentando la posibilidad de que a las personas que han pasado la Covid se les ponga una sola dosis de vacuna. De hecho, las autoridades sanitarias francesas entienden que los que se contagiaron del virus “desarrollaron una memoria inmunológica tras la infección”. La dosis única de la vacuna desempeñará así un papel recordatorio”, explica la Alta Autoridad de Salud francesa (HAS).

Además, la HAS recomienda a estas personas, también, una espera de “más allá de tres meses” después de haber tenido el covid-19, “y preferiblemente seis meses”, antes de suministrarse esta dosis única. Estados Unidos e Italia también están estudiando esta solución.

Lo que se sabe acerca de la inmunidad

La inmunidad es la capacidad del organismo para protegerse de la infección de un patógeno, y se adquiere tras pasar la enfermedad o vacunarse frente a ella.

Hay personas que cuentan con una ‘inmunidad previa’ debido e a las reacciones cruzadas con otros coronavirus anteriores. “Es posible que sea así, explica Marcos López Hoyos, presidente de la SEI. Las células T que han estado expuestas a otros coronavirus tienen una reacción cruzada frente a antígenos del Covid, con lo que pueden reaccionar y defender”.

De hecho, es algo que se decía con los niños. “Los pequeños tienen muchos catarros por coronavirus comunes, por lo que es posible que tengan esas células T de reacción cruzada y que estén en cierto modo protegidos frente al SARS-CoV-2. Es una suposición plausible, pero no hay evidencias claras aún”, añade.

Por otro lado, están las personas que han superado el nuevo coronavirus. Este es el caso del que hablábamos antes, y aquí una de las grandes dudas es cuánto dura la protección frente al Covid-19 tras la infección. El caso es que a pesar de los estudios antes reseñados y de las evidencias de que esa inmunidad dura al menos entre 6 y 8 meses, aún no se sabe con certeza absoluta, ya que la intensidad de la inmunidad generada tras una infección depende de muchos factores como la genética, la edad, el sexo, las vacunas previas o la exposición a patógenos. Y también de si se habla de respuesta inmunitaria humoral o celular.

Infografía de la Sociedad Española de Inmunología (SEI).
Infografía de la Sociedad Española de Inmunología (SEI).

Aunque las primeras evidencias parecen indicar que la respuesta inmunitaria de anticuerpos dura alrededor de seis meses, “todavía hace falta más tiempo de evolución, no parece que vaya a ser más larga que la de las células T. Estas sí pueden durar algo más”, indica López Hoyos.

No obstante, además de los anticuerpos y de la importancia que tienen las células T, se ha descubierto que los pacientes pueden tener células B de memoria. “Y eso no se mide con un test de anticuerpos, apunta María Mercedes Jiménez Sarmiento, investigadora del CIB-CSIC, sino que habría que hacer análisis más complejos que únicamente se realizan en excepciones, como en personas que se han reinfectado o en aquellas que se pueden estudiar más por causas como una hospitalización larga“.

fuente: yahoo