Manifestantes en Nigeria rompen el toque de queda en medio de disparos y caos en Lagos

Noticias79mx

Manifestantes en Nigeria rompen el toque de queda en medio de disparos y caos en Lagos

(AP) – Los nigerianos que protestaban contra la brutalidad policial se quedaron en las calles de Lagos el miércoles, rompiendo el toque de queda del gobierno luego de una noche de violencia caótica en la que se dispararon contra manifestantes, lo que generó indignación mundial.

El miércoles se realizaron disparos cuando los jóvenes manifestantes levantaron barricadas junto a la plaza de peaje de Lekki en Lagos, donde los manifestantes habían sido disparados el martes por la noche, causando numerosos heridos, aunque las autoridades dijeron que no hubo muertos.

Se escucharon disparos en Lagos, la ciudad más grande de Nigeria con 14 millones de habitantes, incluso en la carretera que conduce al aeropuerto, en una importante estación de autobuses, frente a las oficinas de una estación de televisión y en los peajes de Lekki. Se podía ver humo saliendo de varios puntos en el centro de Lagos.

También se informó de manifestaciones y disparos en varias otras ciudades nigerianas, incluida la capital, Abuja.

Las protestas nacionales #EndSARS contra la brutalidad policial han sacudido a Nigeria durante más de dos semanas. Comenzaron después de que circuló un video de un hombre golpeado, aparentemente por agentes del Escuadrón Especial Antirrobo de la policía, conocido como SARS.

En respuesta a las protestas, el gobierno anunció que disolvería la unidad del SARS, que según Amnistía Internacional ha sido responsable de muchos casos de tortura y asesinatos.

Las demandas de los manifestantes se han ampliado para incluir llamados a un gobierno responsable, respeto por los derechos humanos y el fin de la corrupción en la nación más poblada de África de 196 millones. A pesar de la enorme riqueza petrolera y una de las economías más grandes de África, la gente de Nigeria tiene altos niveles de pobreza y falta de servicios básicos, como resultado de la corrupción desenfrenada, acusan los grupos de derechos humanos.

Los nigerianos se están recuperando de varios videos de la noche del martes en la plaza de peaje de Lekki en los que se podía escuchar a los manifestantes cantando el himno nacional en la oscuridad. Se escuchan disparos seguidos de sonidos de personas que huyen.

No está claro quién disparó los disparos que se escuchan en los videos, pero las fuerzas de seguridad de Nigeria han sido culpadas de al menos 10 muertes durante las protestas de Amnistía Internacional, que ha acusado a la policía y al ejército de usar fuerza excesiva contra los manifestantes. También ha habido informes generalizados de que los jóvenes manifestantes han sido atacados por bandas armadas, que, según los manifestantes, fueron enviados por la policía para disolver las protestas.

El gobernador de Lagos confirmó el miércoles más de 20 heridos por los disparos de Lekki, pero dijo que nadie había muerto. Dijo que fue a hospitales y depósitos de cadáveres en toda la ciudad.

En un discurso televisado , el gobernador de Lagos, Obajide Sanwo-Olu, dijo que ordenó una investigación sobre las acciones de los militares en la plaza Lekki, una indicación de que el ejército puede ser responsable.

“Para mayor claridad, es imperativo explicar que ningún gobernador en funciones controla las reglas de enfrentamiento de los militares. No obstante, he instruido una investigación sobre las órdenes y las reglas de enfrentamiento adoptadas por los oficiales y hombres del ejército nigeriano que fueron desplegados en el peaje de Lekki anoche ”, dijo el gobernador. “Esto es con miras a llevar esto a un alto mando de las fuerzas armadas y buscar la intervención del señor presidente en su calidad de comandante en jefe para desentrañar la secuencia de hechos que sucedieron ayer por la noche”.

“Esta es la noche más difícil de nuestras vidas, ya que fuerzas más allá de nuestro control directo se han movido para hacer notas oscuras en nuestra historia, pero lo enfrentaremos y saldremos más fuertes. Acabo de concluir las visitas a los hospitales con las víctimas de este desafortunado tiroteo en Lekki ”, tuiteó el gobernador el miércoles temprano.

También había advertido en Twitter que las protestas contra la brutalidad policial habían “degenerado en un monstruo que amenaza el bienestar de nuestra sociedad”.

El presidente Muhammadu Buhari se ha mantenido en gran parte en silencio sobre las protestas y la violencia que se extiende por todo el país.

La creciente crisis de Nigeria ha llamado la atención internacional, incluso del candidato presidencial estadounidense Joe Biden, quien denunció los tiroteos .

“Insto al presidente Buhari y al ejército nigeriano a que pongan fin a la violenta represión contra los manifestantes en Nigeria, que ya ha provocado varias muertes”, escribió Biden. “Mi corazón está con todos aquellos que han perdido a un ser querido en la violencia. Estados Unidos debe apoyar a los nigerianos que se manifiestan pacíficamente por la reforma policial y buscan el fin de la corrupción en su democracia. Aliento al gobierno a entablar un diálogo de buena fe con la sociedad civil para abordar estos agravios de larga data y trabajar juntos por una Nigeria más justa e inclusiva ”.

Antes de los tiroteos en Lekki, el comunicado de la policía de Nigeria advirtió que las fuerzas de seguridad ahora “ejercerían todos los poderes de la ley para evitar cualquier nuevo atentado contra las vidas y propiedades de los ciudadanos”.

Los informes de tiroteos fatales en Lekki se producen después de dos semanas caóticas de protestas cada vez mayores que provocaron un malestar social más generalizado. El martes, las autoridades dijeron que casi 2.000 presos habían escapado de la cárcel después de que multitudes atacaran dos instalaciones correccionales un día antes.

El Inspector General de Policía dijo que estaba desplegando policías antidisturbios en Nigeria y ordenó a las fuerzas fortalecer la seguridad alrededor de las instalaciones correccionales.

El toque de queda en Lagos comenzó el martes por la tarde y la mayoría de los negocios y tiendas están cerrados en toda la ciudad, pero los manifestantes están levantando barricadas en las calles. El toque de queda se anunció después de que incendiaran una comisaría de la ciudad y la policía matara a tiros a dos personas.

Lagos ha sido el centro de las protestas, con manifestantes en ocasiones bloqueando el acceso al aeropuerto y bloqueando las carreteras que conducen a los principales puertos del país.

También entró en vigor un toque de queda en la ciudad de Benin después de un par de ataques a instalaciones correccionales que dejaron a 1.993 presos desaparecidos. El portavoz del Ministerio del Interior, Mohammed Manga, dijo que grandes multitudes armadas habían atacado las dos cárceles, sometiendo a los guardias de turno. No estaba claro cuál era la población exacta de las prisiones antes del ataque.

“La mayoría de los reclusos detenidos en los centros son criminales condenados que cumplen condenas por varios delitos penales, en espera de ejecución o en juicio por delitos violentos”, dijo en un comunicado.

Las protestas comenzaron hace dos semanas después de que circulara un video que mostraba a un hombre siendo golpeado, aparentemente por agentes de policía del Escuadrón Especial Antirrobo, conocido como SARS.

Jóvenes manifestantes marcharon en ciudades de Nigeria, bajo el lema #EndSARS. En respuesta, el gobierno anunció que prohibiría el escuadrón antirrobo, al que durante varios años los grupos de derechos humanos han culpado de abusos generalizados, como torturas y asesinatos.

Los manifestantes no están satisfechos con la disolución de la unidad del SARS y exigen el fin de los abusos y el respeto de los derechos humanos en todos los sectores de la fuerza policial. Las protestas han detenido el tráfico en Lagos, la capital Abuja, y en muchas otras grandes ciudades de Nigeria, un país de 196 millones de habitantes.