La expresidenta boliviana Añez fue arrestada por ‘golpe de Estado’ de 2019

noticias79

La expresidenta boliviana Añez fue arrestada por ‘golpe de Estado’ de 2019

El gobierno de Bolivia arrestó este sábado a la expresidenta interina Jeanine Añez por su participación en el presunto golpe de estado de 2019, lo que reavivó las tensiones políticas después de violentas protestas hace menos de dos años.

La medida marca una escalada de hostilidades entre la actual administración de izquierda y opositores políticos más conservadores, a quienes acusan de derrocar al líder Evo Morales.

“La persecución política ha comenzado”, sostuvo Añez en su cuenta oficial de Twitter previo a su arresto al amanecer. “El MAS ha decidido volver a los estilos de la dictadura”, agregó.

El gobierno del partido Movimiento al Socialismo (MAS), que regresó al poder en octubre del año pasado, busca el arresto de una serie de exfuncionarios de la administración de Añez, así como de exlíderes policiales y militares que, según alegan, fomentaron un golpe.

Añez asumió el poder a fines de 2019 después de que Morales renunciara en medio de protestas violentas contra su gobierno por acusaciones de que había robado una elección cuando se postulaba para un cuarto mandato sin precedentes e inconstitucional.

Morales y sus partidarios han afirmado durante mucho tiempo que fue víctima de un golpe de Estado respaldado, supuestamente, por militares y gobiernos extranjeros. El partido de Morales regresó al poder en las elecciones de octubre con el presidente Luis Arce a la cabeza.

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez fue trasladada este sábado de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) hacia la Fiscalía de La Paz para brindar su declaración.

La exmandataria fue conducida esta mañana a las celdas de la Felcc para luego trasladarla en una camioneta de la policía hacia la Fiscalía de La Paz para dar su declaración informativa como parte del proceso por las investigaciones del supuesto golpe de Estado en 2019.

En el momento del traslado, calificó su aprehensión como un “atropello absoluto” e indicó a los medios que se trata de un “amedrentamiento político”.

Áñez sostuvo que acudirá a instancias internacionales ya que no se respeta su “estatus de expresidenta” y enfatizó que ella siguió una “sucesión constitucional”.

En tanto, los exministros interinos del gobierno de Áñez de Justicia, Álvaro Coímbra, y de Energía, Álvaro Guzmán, continúan en las dependencias de la Felcc.

El exministro transitorio Coímbra manifestó a la prensa cuando era conducido a una oficina de la Felcc que se trata de un “proceso político”.

“Es una aberración jurídica lo que me están haciendo”, afirmó Coímbra cuando volvía a las celdas de la Felcc.

Áñez fue trasladada la madrugada de este sábado en un avión Hércules de la Fuerza Aérea Boliviana desde la amazónica Beni hasta la ciudad de La Paz bajo un fuerte resguardo policial.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, indicó que no se está haciendo “persecución política”, como la oposición boliviana denuncia, y se refirió a Áñez como “exsenadora”.

El expresidente Evo Morales indicó a través de sus redes sociales que “por justicia y verdad por las 36 víctimas”, los heridos y los detenidos “ilegalmente” en el “golpe de Estado” se investigue el caso.

Áñez y los dos exministros interinos aprehendidos son acusados de los supuestos delitos de terrorismo y sedición durante la crisis de 2019 tras las elecciones fallidas que derivó en la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

También existen órdenes de aprehensión contra el exministro transitorio de Gobierno Arturo Murillo, de Defensa, Luis Fernando López y excomandantes de la Policía.

fuente: forbes