Desconoce regidora programa municipal

Desconoce regidora programa municipal

La Coordinadora de Regidores de Morena en el Municipio de Querétaro, Ivonne Olascoaga Correa, acusó la incongruencia del programa “Con Ellas Hacemos la Diferencia”, que se presentó en mayo de este año ante cabildo, dos meses después que se puso en marcha en la administración y que todavía ahora recibe cuestionamientos de diversos sectores sociales.

Olascoaga Correa subrayó que hasta este momento no se conocen los detalles del programa del gobierno municipal, además que las autoridades muestran una total incongruencia en su actuar, frente a los compromisos del plan que se presentó a los regidores.

Como ejemplo, señaló que basta identificar el trato desigual al interior del cabildo, donde se brinda atención inmediata a las iniciativas que presentan los regidores hombres y no se da trámite a las que presenta la coordinadora de Morena.

Insistió que ese trato desigual al interior del ayuntamiento es muestra de la incapacidad del gobierno municipal para poner en marcha un programa de empoderamiento a las mujeres, porque solo deja en evidencia que la autoridad capitalina mantiene su política de ser “candil de la calle y oscuridad de su casa”.

Ivonne Olascoaga abundó que a decir de algunas participantes del programa, “Con Ellas Hacemos la Diferencia” cae en la reproducción de los estereotipos de género, que están lejos de incorporar los conceptos de igualdad que se necesitan en un municipio comprometido con la erradicación de la violencia de género.

Además, cuestionó la falta de información y claridad sobre la manera en la que se desarrolla el programa, así que se desconoce si los recursos que se le destinan son bien empleados por la autoridad y quienes ejecutan las acciones.

La regidora recomendó a las autoridades del municipio de Querétaro dejarse acompañar por las mujeres, sobre todo escuchar a quienes son expertas en los temas de prevención y erradicación de violencia, así como la construcción de una cultura de igualdad y de paz, para que los programas no se creen atrás de un escritorio sin conocimiento de la realidad.