Terrazas no son suficientes: restaurantes piden una ‘ruta de supervivencia’

noticias79mx

Terrazas no son suficientes: restaurantes piden una ‘ruta de supervivencia’

Es necesario plantear un “ruta de supervivencia” para los restaurantes, con un equilibrio entre salud y economía, ya que muchos no aguantarán operando sólo en terrazas, consideró el propietario del restaurante Quebracho, Giulliano Lopresti.

En entrevista con Forbes México, el empresario indicó que el gobierno capitalino les dio muy poco, por lo que seguirán en mesas semanales y buscarán que les permitan operar con un porcentaje de comensales al interior de sus negocios.

“Estamos peleando una ruta de supervivencia y que se vayan aperturando los restaurantes, que haya apoyo por parte del gobierno federal, porque el gobierno estatal no tiene herramientas para el tamaño del problema”, afirmó.

De acuerdo con el restaurantero, a la autoridad se les salió de control la enfermedad y ahora están matando la economía en el peor momento de la pandemia, en el cual el sector ya no aguanta, por  lo que pelean para que se abran espacios.

Afirmó que el sector busca lograr un nuevo equilibrio entre salud y economía porque la pandemia es una realidad que aún durará meses y la industria no es parte del problema, sino de la solución.

Giulliano Lopresti señaló que se reunirán con el gobierno cada semana para acordar cómo se van abriendo espacios interiores; mientras tanto, se les pidió a los alcaldes que abrieran alternativas  para facilitar espacios de terraza y existe una iniciativa con centros comerciales para aprovechar espacios al aire libre.

Sin embargo, el empresario explicó que si se prolonga el uso de terraza hay muchos restaurantes que no van a encontrar una salida, ya que no alcanzarían el punto de equilibrio dentro de sus operaciones.

“Nosotros paramos el cacerolazo, pero es probable que en una o dos semanas se retome, depende de la sensibilidad que tenga la ciudad de la necesidad de aperturar ciertos espacios interiores, porque si no va a haber muchos comercios que quiebren”, aseguró el restaurantero.

Mientras tanto, se comprometieron a operar con todas las restricciones de distanciamiento, los protocolos de higiene, dar seguimiento para comprobar que se está respetando y utilizar el código QR.

“Les hemos ofrecido instalar una mesa con ellos para ir a sancionar y clausurar a los restauranteros que abusen, porque no pueden castigar a toda la industria, por una minoría… Nuestra industria no es parte del problema, es parte de una solución si se ve desde la óptica de un equilibrio entre salud y economía”, sostuvo.

En este sentido, destacó que ya llegaron al límite, los restaurantes no aguantan y han quebrado muchos; de hecho, de acuerdo con el Inegi más de 122 mil negocios de alimentos y bebidas han cerrado y calcula que al menos se han perdido cuatro empleos por cada negocio cerrado.

Además, Lopresti consideró es necesario tener certeza sobre sus operaciones, dado que la pandemia es una situación que va a durar varios meses y ya con la garantía que pueden operar con semáforo rojo, tiene margen para negociar con los arrendadores de locales y empleados, de acuerdo con las condiciones.

fuente: forbes