Si se hace mal la vacunación costaría mucho a México: HSBC

noticias79

Si se hace mal la vacunación costaría mucho a México: HSBC

Para el director de HSBC México, Jorge Arce, si bien el impacto del Covid-19 al sector bancario les dolió, lo más fuerte fue el costo humano de las muertes; por lo que hora es momento de que todos los sectores trabajen juntos para que la economía regrese a la senda del crecimiento y aprovechar las oportunidades, a la par de una campaña de vacunación exitosa.

“Sin duda el riesgo principal va a seguir siendo la salud, la pandemia, por lo que la habilidad que tenga México de comprar, recibir, distribuir y poner esas vacunas en los brazos de los mexicanos va a definir el futuro de México por los próximos 3 o 4 años, necesitamos asegurarnos de que ese proceso funcione y funcione bien… hacer mal la vacunación, tardía, nos va a costar mucho”, afirmó.

En entrevista con Forbes México previo a la Convención Bancaria, el director de la institución financiera señaló que el país pagó desproporcionalmente, respecto al mundo, en cantidad de muertes, un costo incalculable, que se reflejó en la vida de sus empleados, clientes y en en el mismo banco.

Sin embargo, Jorge Arce tiene claro que en este momento de recuperación económica la banca es uno de los pilares instrumentales para salir de la crisis, la cual esta bien capitalizada para dar ese empujón a través del financiamiento.

“La función principal de la banca es su actividad fiduciaria de proteger depósitos de nuestros clientes y podemos utilizar esos depósitos para dar préstamos, para invertir en papeles gubernamentales, para una serie de cosas…Tenemos un portafolio de préstamos que dolió y si ves el nivel de provisiones que tomó la banca, pues fue algo fuerte”.

También subió su pronostico de expansión del Producto Interno Bruto para 2022 a un 3.3% desde el 2.6% anterior.

No obstante, consideró que México ofrece oportunidades infinitas, al ser un país grande, con una población joven, dinámica, dispuesta a tomar riesgos, con unas relaciones comerciales sin igual, una apertura total al mercado internacional; lo cual hace que tenga vectores de crecimiento y desarrollo que ningún otro país similar tiene.

De hecho, Jorge Arce destacó que México entró a la crisis relativamente fuerte, con unas finanzas públicas fuertes, con un tratado de libre comercio que nadie puede cuestionar, recién ratificado y revisado de la A la Z, una banca muy fuerte, un banco central que es baluarte del mundo prudente.

Además, que el Banxico es un baluarte del país y del mundo, el peso una moneda global que la gente utilizan como incluso como inversión y para cubrir sus riesgos, elementos que dan fuerza y son un amortiguador ante la crisis, por lo que hay confianza entre los inversionistas globales.

Sin embargo, precisa que, para tener una buena reactivación, lo primero se tiene que hacer es vacunar a la gente, para después abrir la economía, lo que permitirá a los bancos empezar a abrir y apoyar a las personas con líneas de crédito.

“Estamos preparados ese punto de inflexión en la cual la curva va a dar la vuelta y la gente empiece a regresar a su a su vida normal, sin duda alguna… ahorita es el momento de sentarnos a la mesa entre todos y ver cómo podemos ser creativos, porque la voluntad está, todos queremos que México abra, abra bien, que regresen los empleos y que regrese el crecimiento económico y para eso estamos preparados, no solo HSBC, sino la banca entera”, comenta.

El director de la institución financiera dijo que si hay buenos proyectos de infraestructura los van a revisar, lo mismo que en sectores como servicios, transporte, logística, el área de industrial y de bienes raíces, al representar grandes oportunidades.

“Lo demás es promover a México como lugar para inversión, que el gobierno haga su parte, que la iniciativa privada haga su parte, que el sistema financiero haga su parte y eso va a hacer que atraiga no sólo extranjeros, sino a los locales. Para crecer a los niveles que México debe estar creciendo, tenemos que estar invirtiendo cuatro veces de lo que se invirtió en 2020”.

fuente: forbes