Se dispara 60% pago con tarjeta de crédito en farmacias y consultorios: Unifacc

noticias79

Se dispara 60% pago con tarjeta de crédito en farmacias y consultorios: Unifacc

Oscar Zavala Martínez, presidente de la Unión Nacional Interdisciplinaria de Farmacias, Clínicas y Consultorios (Unifacc), advierte que los familiares de los enfermos de Covid-19 y no Covid han comenzado a endeudarse, porque están pasando cada vez más la tarjeta de crédito para adquirir medicamentos y pagar las consultas.

“Aumenta 60% el cobro con tarjeta de crédito en farmacias, clínicas y consultorios, debido a que a las familias se les acabó su dinero, sus ahorros y el efectivo para la compra de medicamentos y otros insumos”, declara el empresario mexicano.

“Ya lo estudiamos con nuestro equipo contable y la conclusión fue que a los familiares de los enfermos de Covid-19 se les habían acabado sus ahorros y empezaron a echar mano del pago electrónico o tarjeta de crédito”, manifiesta el representante de 4,800 farmacias, clínicas y consultorios con operaciones en México.

El boom con el pago de tarjetas crédito comenzó a partir de septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2020 y ahora enero de 2021 en farmacias, consultorios y clínicas, lo cual indica que la gente empezó a echar mano de la deuda, expresa el médico de profesión, agrega.

“Nunca se había dado el fenómeno del uso de la tarjeta de crédito por parte de los mexicanos en el pago de servicios médicos y la adquisición de medicamentos”, declara Forbes México.

“La verdad es que la gente está endeudándose y lo notamos con el uso de las tarjetas, esperamos que esto mejore y cada vez haya menos consecuencias negativas por la pandemia de Covid-19”, señala Oscar Zavala Martínez.

Más de un millón 146 mil mexicanos han dado positivos de Covid-19 entre el 1 de septiembre de 2020 y el 23 de enero de 2021, de acuerdo con la Secretaría de Salud (SSa).

El primer día de septiembre de 2020 se reportó que 606,036 personas se habían contagiado del virus aparecido en Wuhan, China, y al 21 de enero de 2021 ya eran un millón 752 mil casos positivos de Covid-19, dicen las cifras presentadas todos los días por las autoridades de salud del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El costo promedio de una atención hospitalaria de un paciente enfermo con Covid-19 es de alrededor de 411 mil pesos, según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Los contratantes de seguros de gastos médicos con alguna empresas afiliada a la AMIS ha tenido un internamiento hospitalario, ambulatorio, así como en la unidad de cuidados intensivos o intubados sin ingreso a UCI por su contagio de Covid-19 desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020 hasta el 18 de enero de 2021.

“Cuando un enfermo (de Covid-19) empieza a sentirse mal va al consultorio médico general, quien revisa y el protocolo indica que el paciente con signos y síntomas de que pareciera de influenza es Covid-19 hasta demostrar lo contrario”, recuerda Zavala Martínez.

“A todos los pacientes se les trata como pacientes con Covid-19, porque la sobrevivencia de un paciente con Covid-19 es directamente proporcional a la oportunidad como se le hace el diagnóstico y da un tratamiento”, dice.

Algunos clientes se molestaban y enojaban con los vendedores de las farmacias, ya que decían: “Cómo es posible que no tengan una terminal para pagar con tarjeta y sobre todo cuando necesito medicamentos urgentes, porque mi familiar se está muriendo”, afirma.

Las terminales punto de venta portátil también se han agotado por una alta demanda en el mercado mexicano, dice el empresario.

“Aproximadamente 48% de los tarjetahabientes, quienes pagaron con tarjeta de crédito de ese 60% incrementado del 1 septiembre de 2020 al 24 de enero de 2020, son tarjetas de Banco Azteca”, explica.

En segundo lugar la tarjeta de crédito más recibida por las farmacias, clínicas y consultorios es la de Citibanamex, luego Banorte y de ahí otros bancos con operaciones en México,

Aproximadamente 42% de los pacientes que acuden a una de las clínicas y consultorios tienen seguridad social pagada: “Cuando el médico general le hace el diagnóstico y le dice ‘usted tiene Covid’, pues se le recomienda que vaya urgentemente al seguro social (IMSS) para que lo atiendan en un hospital de segundo nivel y le den un tratamiento adecuado”.

Los pacientes, —algunos molestos—, responden: “Pues por eso vine aquí con usted doctor, porque no quiero ir al seguro social, porque allá me van a matar, me van a intubar y prefiero morirme en mi casa que en un hospital”, señala Zavala Martínez.

Sólo 22% de las clínicas, consultorios y farmacias socias de Unifacc tenían terminal para cobrar con tarjeta antes de la pandemia de Covid-19, y ahora y después de 10 meses de la llegada del virus a México más del 92% ya cuentan con una  terminal punto de venta portátil, explica.

La Unión Nacional Interdisciplinaria de Farmacias, Clínicas y Consultorios desarrolló un programa especial de asignaciones de terminales punto de venta portátil, así como se firmó un convenio con una empresa bancaria para ejecutar un plan  emergente para los días de pandemia de Covid-19.

Cada mes, los consultorios adyacentes a farmacias afiliadas a la Unifacc ofrecen más de 180 mil consultas a pacientes con malestares como dolor de cabeza, resfriado, infecciones estomacales y garganta y desde marzo de 2020 a enfermos con Covid-19.

“Hicimos nuestro cierre de año fiscal y de septiembre a diciembre del año pasado se triplicó el número de consultas en los consultorios adyacentes a farmacias afiliadas a la Unifacc”, agrega.

“Por ejemplo un consultorio, que en promedio daba 10 consultas diarias, ahora está dando de 35 a 40 consultas”, añade el presidente de la Unión Nacional Interdisciplinaria de Farmacias, Clínicas y Consultorios, quien solicita la Secretaría de Salud y a Andrés Manuel López Obrador vacunas contra el Covid-19 para sus afiliados.

“También se está proponiendo que todos nuestros consultorios y todas nuestras clínicas y farmacias de Unifacc sí estaríamos nosotros preparados y certificados para poder administrar las vacunas”, concluye el empresario.

fuente: forbes