City Express se adapta a las nuevas necesidades del viajero mexicano

noticias79mx

City Express se adapta a las nuevas necesidades del viajero mexicano

La llegada de una vacuna para evitar la propagación del coronavirus SARS-Cov-2 inyecta optimismo a los empresarios del sector hotelero. Sin embargo, subyace una preocupación latente: la economía mexicana ya mostraba síntomas de una recesión antes de la pandemia, la cual se ha agravado y no parece tener cura en el mediano plazo.

“Este año se convirtió en algo en verdad caótico, algo jamás visto. Específicamente, para el sector [hotelero] es algo verdaderamente difícil”, dice, en entrevista, Luis Barrios Sánchez, presidente y director general de Hoteles City Express.

Para muestra, un botón. El rubro de servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas tuvo una variación anual constante de -70.4% durante el segundo trimestre del año, mientras que la cifra acumulada de los últimos seis meses de 2020 fue de menos 39.6%, tan sólo por debajo de los servicios de esparcimiento culturales y deportivos, y otros servicios recreativos, con una caída, en los primeros tres meses, de -76.9%, esto de acuerdo con las cifras más recientes reportadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Durante el primer trimestre de 2020, el Producto Interno Bruto (PIB) Turístico reportó una caída de 5.2%, en comparación con el mismo periodo del año pasado, según cifras del Inegi. La llegada de una vacuna resolvería tan sólo una parte de la ecuación relacionada con la emergencia sanitaria, pero la incertidumbre económica no terminará pronto.

“El tiempo es el peor enemigo para una empresa que tiene cero ingresos. Vamos a terminar con una gran cantidad de mexicanos que habrán visto su poder adquisitivo reducido”, dice Luis Barrios, quien también es presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras (ANCH).

El PIB nacional reportó una caída de 18.7% durante el segundo trimestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2019, de acuerdo con el Inegi; mientras que la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) estima un desplome del PIB de 12.8% en el peor escenario, que representaría su mayor baja en casi 90 años.

La recuperación para el sector hotelero se espera que sea de largo plazo y, sobre todo, considerando que el país no otorgó medidas de contención ante la crisis a través de la inyección de liquidez para las empresas. El regreso al crecimiento en el sector hotelero podría llevar dos o tres años para alcanzar los mismos niveles vistos en 2019, estima el fundador de City Express, aunque tiene la esperanza de equivocarse en la temporalidad.

Durante el segundo trimestre de 2020, la cadena hotelera reportó tan sólo 147 mdp en sus ingresos totales consolidados, mientras que, en ese mismo periodo del año pasado, este rubro alcanzó los 805 mdp, lo que representa una caída de 81.7%, mientras que la utilidad neta del mismo periodo registró una pérdida de 522.7 mdp.

“Creemos que la industria es estructuralmente sólida. Hay una inversión muy importante puesta en juego y esa inversión no puede, simplemente, abandonarse”, asegura Francisco Madrid Flores, director del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) de la Universidad Anáhuac.

El confinamiento obligatorio o voluntario de los ciudadanos, las restricciones en la movilidad, el temor a viajar por el posible contagio del nuevo coronavirus y el impacto económico en el bolsillo de los turistas son algunas de las causas que afectarán al turismo mundial, explica el académico.

Hoy, City Express observa los cambios en las tendencias de los viajeros mexicanos y pone en pausa la inversión en nuevos hoteles, mientras busca oportunidades a través de sus ubicaciones dentro y fuera de México.

City Express: la estrategia

Hace casi 34 años, Luis Barrios incursionó en la industria hotelera. Hace 18, fundó Hoteles City Express, la primera cadena mexicana especializada en el segmento de viajeros de negocios. Su experiencia le ha permitido distinguir cuáles son los tiempos adversos para los planes de negocio.

A mediados de 2019, City Express comenzó a reducir su velocidad de crecimiento ante las políticas económicas del actual Gobierno Federal.

“Sobre esas bases, fuimos tomando mayor cautela y, definitivamente con todo esto encima, este año nos vimos en la necesidad de no realizar nuevas inversiones, sino únicamente terminar la gran mayoría de hoteles que teníamos en construcción, y también remodelar”, dice el empresario.

Al segundo trimestre de 2020, City Express cuenta con 152 hoteles, con presencia en 30 estados y más de 70 ciudades en México, cuatro hoteles en Colombia, uno en Costa Rica y otro más en Chile.

“Nos estamos concentrando en lo que tenemos abierto y [en] tratar de ser muy acuciosos en los gastos de inversión, para mantener los flujos de operación lo más sanos [que sea] posible, por si se extiende esta pandemia, y estar en posibilidades financieras de salir exitosos al final del camino”, dice Barrios Sánchez.

La estructura organizacional de City Express se adecuó a las previsiones de una disminución drástica en los ingresos y a sobrevivir en un contexto incierto. El viajero ha cambiado sus patrones de consumo en el nuevo escenario de los servicios de hospedaje. Luis Barrios tiene claro que la prioridad ahora es el viajero nacional. En el caso de la reactivación económica, los hombres y mujeres de negocios comienzan a viajar, lo cual podría beneficiar a los hoteles especializados en estos viajeros.

“El mercado corporativo aún lo vemos restringido por las políticas de viaje de algunas empresas, y es ahí donde esperamos [un crecimiento] hacia el último trimestre de este año”, asegura Luis Barrios.

En agosto, City Express inauguró un hotel en Hermosillo, Sonora, región donde se encuentra una planta de ensamblaje de Ford, que ha registrado más actividades en los últimos días por el reinicio de sus operaciones. “Son aperturas de oportunidad en función de cómo está el mercado para tratar de conservar la mayor caja posible”, dice Barrios.

La actualización del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) puede incentivar las exportaciones y beneficiar a cierta parte de la economía. “Hay que prenderle una veladora a la economía estadounidense para que sigan jalando esas exportaciones y que esos mercados sigan creciendo”.

Espada de Damocles

En la etapa de recuperación, Luis Barrios recomienda prever un escenario catastrófico para no resultar más afectados. La posibilidad de nuevos brotes de coronavirus es una Espada de Damocles que pende sobre el turismo mundial en plena reapertura económica.

La etapa actual es de transición y no de una “nueva normalidad”, como se le ha llamado al momento actual de la pandemia, la cual se caracteriza por una creciente incertidumbre.

El momento de turbulencia sólo dará señales de finalizar cuando tengamos las vacunas, en un panorama de aplicación generalizada, que puede suceder en el primer semestre del próximo año”, pronostica Madrid Flores.

Los destinos y las empresas se encuentran comprometidos con llevar a cabo los protocolos sanitarios, lo cual es favorable para acelerar la confianza del consumidor en los servicios turísticos.

La ANCH presentó un documento a las secretarías de Turismo y de Salud para dar a conocer la implementación de medidas sanitarias al interior de las cadenas de hoteles ante la presencia de huéspedes que se habían alojado antes de la alerta sanitaria en el país. Entre mayo y abril, los hoteles estaban recibiendo a médicos y enfermeras en las instalaciones.

SafeTravels, certificación otorgada por el Word Travel & Tourism Council (WTTC), y CovidClean, son los estándares internacionales que permitieron a City Express obtener sus verificaciones en cuanto a temas de seguridad sanitaria. Así fue como se capacitó a los colaboradores de City Express, lo cual permitió que la operación se ajustara a las medidas sanitarias, que hoy hacen posible su funcionamiento durante la etapa de la llamada “nueva normalidad”.

Las cadenas hoteleras y los destinos turísticos tienen el resto adicional de invertir para publicitar la imagen del país en el ámbito internacional, para ser competitivos frente a otros jugadores. Durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, ha desaparecido el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).

“Podemos contar… con lo que podemos contar. Y lo que hay es el sector privado”, dice Luis Barrios, quien asegura que la Sectur está dispuesta a apoyar al sector en los planes que han desarrollado las empresas y facilitar el acceso a otras dependencias.

Los países con una estrategia bien articulada desde el sector gubernamental y con apoyos financieros pueden ser los ganadores en el turismo, frente a países como México, que enfrentan a otros destinos.

“México no es el país que se ha distinguido por haber recibido, en el sector turismo, el mayor apoyo de su Gobierno Federal. En realidad, han sido muy pocas las cosas que se han recibido, y eso podría condicionar la pérdida de capacidades, como el personal que ha formado, que se podría emplear en otros sectores”, dice Francisco Madrid.

Las empresas del sector hotelero lucharán por sobrevivir y es posible un escenario de quiebras, fusiones y consolidaciones. Un nuevo orden será visible en el sector.

Hoy, Luis Barrios cree que lo más difícil es encontrar una certidumbre en el tiempo. El rumbo que sigue la pandemia quizá sea previsible en el país, pero no la duración de la crisis económica que agobia al sector hotelero. La más importante de las lecciones para este hotelero en tiempos de pandemia es haber confirmado que un negocio o una persona no tiene ninguna garantía comprada.

“Ten un plan de contingencia y asimila las cosas pronto. Si llega el golpe y más rápido lo asimilas, ya tienes la mitad de la respuesta”.

fuente: forbes