Check competirá con Uber y Rappi hasta en lo laboral

noticias79mx

Check competirá con Uber y Rappi hasta en lo laboral

La aplicación de reparto y envío de alimentos Check tratará de ofrecer mejores condiciones no solo para los restauranteros sino también para los repartidores.

En entrevista con Forbes, Avi Puszkar, CEO de Rombo, empresa de logística que pondrá a disposición a los repartidores de la app para envío de platillos a domicilio, resaltó que los 450 repartidores con que se cuenta hasta ahora contarán con un seguro médico y para la unidad de transporte, así como un programa de fondo de ahorros.

“Nosotros les estamos dando prestaciones, y la idea es que ellos tengan un ingreso promedio entre 8 y 10 mil pesos al mes, con un horario que se adecue a su estilo de vida. La idea es que cumplan con nosotros por lo menos 8 horas al día en los horarios que ellos dispongan”, señaló.

Sumado a la plataforma de envío de alimentos, resaltó que Rombo también se dedica a envíos de última milla, por lo que los repartidores estarán también abocados al envío de paquetería mientras no estén en funciones de food delivery.

“Queremos que sea un modelo de permanencia y que no sea basado en competencia-precio, quién hace la promoción, etcétera, queremos que trabajen todo el tiempo con nosotros y que encuentren con suficiente remuneración para quedarse con nosotros”, dijo.

Si bien, la mayor parte de la flota actual se trata de automóviles sedanes, se prevé que con el aumento de la afiliación de los restaurantes se incremente el número de repartidores con motocicleta.

La meta de Check es sumar más de 3 mil restaurantes en la Ciudad de México y Guadalajara, para comenzar a operar.

En el caso de los productos de manejo complicado o de productos en frío para preparar en casa, los repartidores ofrecerán facilidades para cuidar el envío.

“Les vamos a poder ayudar en el diseño de los empaques, la mochila se puede adaptar”, comentó David Castillo, CEO de Check.

Destacó que si bien la norma es envío a alrededor de 3.5 kilómetros, se buscará ampliar con el envío de productos fríos hasta el doble de ese radio.

Entre los requisitos para trabajar con la aplicación se mencionan escolaridad mínima de secundaria, tener al menos 23 años, así como experiencia de 1 a 2 años en el envío de paquetes. Prácticamente la totalidad de los repartidores son hombres, con una edad promedio de 45 años.

Apenas el pasado 8 de octubre, miles de repartidores de plataformas como Uber Eats, Didi Food, Rappi y Sin Delantal se manifestaron en la Ciudad de México para exigir su reconocimiento como trabajadores, así como prestaciones laborales, entre ellas, seguro en caso de accidentes.

Y recibirán el pago al día siguiente

La app Check no solo buscará reducir los costos de la entrega de los alimentos para los restaurantes, sino que también ofrecerá la opción de pagar al día siguiente las transacciones hechas para mantener la liquidez de los negocios.

“En la industria restaurantera el flujo del dinero es constante y es todos los días, pero con el mismo dinero que está entrando se están pagando las cuentas de ese mismo mes o de esa misma semana”, dijo a Forbes Roberto Cantón, líder de la Canirac en Yucatán.

Para agilizar la entrada de ingresos a los restaurantes, la app presentada el jueves contará con la plataforma de pagos Getnet de Santander, mismo que hará el pago de las transacciones al día siguiente.

“A diferencia de las plataformas actuales, que se tardan 3 o 4 días, nosotros se lo vamos a dar al día siguiente, les vamos a cobrar además una comisión que es baja, de 2.4% por la transacción”, detalló Fabián Ferrari, director de banca, empresas e instituciones de Santander.

El cobro se realiza a través de terminales inteligentes que además permiten ofrecer otros servicios como tiempo aire o el pago de boletos.

Actualmente, Getnet cuenta con 250 mil terminales activas en el país, de las cuales el sector restaurantero representa su segundo mayor industria, solo por debajo del retail, en la cual estiman tener una participación de mercado de 20% con unos 12 mil aparatos.

fuente: forbes