Yayoi Kusama envía un poderoso mensaje de esperanza

noticias79

Yayoi Kusama envía un poderoso mensaje de esperanza

Para una subasta benéfica en Tokio, en 2006, Yayoi Kusama intervino con su famoso patrón de lunares un retrato original de Madame Clicquot. El diálogo entre Veuve Clicquot y la artista japonesa continuó hasta alcanzar un nuevo e inspirador hito que se expresa en una poderosa pieza de arte.

A petición de la emblemática maison de champagne, Yayoi Kusama creó una escultura alrededor de la botella de La Grande Dame 2012. La pieza representa uno de los elementos más entrañables del lenguaje figurativo de la artista: la flor.

En la perspectiva de Kusama, es mucho más que una escultura: “Es una flor destinada a salvar al mundo”. La fe de la artista en el poder del arte es inmensa y ésta se manifiesta en el poema que escribió como parte de la obra que, en conjunto, transmite un mensaje de esperanza y optimismo tras el advenimiento de la crisis sanitaria internacional.

Desde su juventud, Kusama vio en las flores y plantas un símbolo de vida, nacimiento y regeneración. El original y colorido diseño que realizó para Veuve Clicquot revive ese poder, mientras con los lunares evoca la energía de ‘La Grande Dame of Champagne’, una mujer con quien la artista comparte un destino audaz, creativo e influyente.

Destinos paralelos

Desde sus inicios en la plásticaKusama empujó los límites del arte hasta convertirlo en un acto para revolucionar el pensamiento colectivo. En la década de los sesenta, la artista jugó un papel esencial y premonitorio
al abrir una discusión sobre el género y el multiculturalismo.

A partir de 1968 amplió su arte a la moda y la música. Fue una pionera en crear experiencias inmersivas a partir de sus obras y también un ejemplo de tenacidad empresarial al fundar Kusama Enterprises, Kusama Musical Production y la compañía Kusama Fashion.

Por su parte, Madame Clicquot decidió tomar las riendas del negocio de su esposo después de que él falleciera, convirtiéndose así en la primera mujer en dirigir una casa de champagne y reinventar las tradiciones con aplomo.

Madame Clicquot puso en marcha una innovadora estrategia de distribución que permitió expandir la presencia de su champagne a cinco contenientes, al tiempo de posicionar su marca bajo una sólida filosofía: “Solo una calidad, la mejor”.

Con su liderazgo a todo terreno, abrió la brecha a otras mujeres emprendedoras. Mientas que con su creatividad estableció un nuevo referente estético en el universo de los vinos, pues siempre pensó que no sólo debían halagar al paladar, también a la vista.

A pesar de los 150 años que las separan y los miles de kilómetros que existen entre sus países de origen, se pueden trazar asombrosos paralelos entre las vidas de Madame Clicquot y Yayoi Kusama. Y la reciente colaboración entre la maison y la artista, es prueba contundente de ello.

fuente: forbes