Patrimonio de Britney Spears es menor que el de sus compañeras del pop

noticias79

Patrimonio de Britney Spears es menor que el de sus compañeras del pop

Hace veinte años, Britney Spears estaba en la cima del mundo, la conocida ‘princesa del pop’ atravesó una racha de cuatro años de álbumes de platino número 1, un premio Grammy y una serie de giras mundiales que le generaron decenas de millones de dólares (mdd).

En 2002 Forbes la nombró la celebridad más poderosa del mundo, con un ingreso estimado de 40 mdd antes de impuestos y tarifas.

En términos de ganancias y poder estaba por delante de sus contemporáneas Jessica Simpson y Jennifer Lopez, e incluso hoy se puede decir que ha vendido más entradas para conciertos y álbumes que ambas.

Sin embargo, al tratarse de patrimonio neto, la princesa del pop se ha quedado muy atrás: Spears, quien representó una fuerza dominante y ascendente en la cultura pop, tiene un patrimonio neto de 60 mdd.

Por su parte, Simpson y López han acumulado fortunas de más de 100 mdd cada una, de acuerdo con estimaciones de Forbes. En el caso de Beyoncé, quien comenzó su carrera de solista unos años después de que la ex alumna del Mickey Mouse Club se hiciera cargo de la suya como adulta, vale siete veces más, sin incluir la riqueza de su esposo multimillonario Jay-Z.

¿Qué salió mal para Britney Spears? Luego de varios años de escrutinio de los medios, Spears sufrió un colapso mental público y fue puesta bajo la tutela ordenada por la corte en 2008. El juez entregó el control de su carrera y finanzas a su padre, James Spears, quien es el villano de movimiento #FreeBritney, un esfuerzo de defensa de las redes sociales para liberar a Spears de la tutela.

En los últimos años, Britney Spears se ha resistido al control de su padre al mismo tiempo que paga millones de dólares en honorarios legales vinculados a la tutela que se encarga de controlar estrictamente su estilo de vida, así como la manutención de sus hijos producto de la relación con su exmarido Kevin Federline.

Los documentos judiciales revisados por Forbes el año pasado revelaron que sus activos se encuentran principalmente en varias cuentas de corretaje, bienes raíces y efectivo.

Su fortuna personal no se ha quedado atrás por falta de esfuerzo: en 2008, Spears había lanzado cinco discos de éxito y se embarcó en seis giras importantes. En la década siguiente, entregó otros cuatro álbumes y cuatro giras mundiales, así como una Las Vegas que se desarrolló de 2013 a 2017, recaudando 137,700 mdd según Caesars Entertainment.

Britney Spears estancada bajo la tutela de su padre

Sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar en 2015, después de ser una opción popular para los patrocinios de marcas, Pepsi, Skechers y Samsung, Britney dejó de hacer comerciales para televisión.

Además, Britney Spears no ha lanzado nueva música desde 2016 y dejó de viajar en 2018. Al año siguiente, canceló otra lucrativa presentación en Las Vegas que la habría visto ganar al menos 350,000 por noche.

“Mi cliente me ha informado que le tiene miedo a su padre”, declaró el abogado de Spears, Samuel D. Ingham, en la corte en noviembre de 2020, de acuerdo con la agencia de noticias, Associated Press.

No volverá a actuar si su padre está a cargo de ella y su carrera profesional.” Durante la audiencia, Spears esperaba destituir permanentemente a su padre como tutor.

La semana pasada, un juez pareció estar de acuerdo, manteniendo a James Spears, pero también concediendo la solicitud de su hija de nombrar a Bessemer Trust, fiduciario independiente y co-conservador permanente.

Mientras ella ha luchado con este problema, varios de sus compañeros estrellas del pop han prosperado. J-Lo ha seguido trabajando con regularidad, produciendo nueva música, recorriendo el mundo y forjando una residencia propia de dos años en Las Vegas, al mismo tiempo que cobra un gran cheque como presentadora de American Idol.

El año pasado, mientras Spears estuvo fuera de juego, J-Lo ganó 47,500 mdd protagonizando Hustlers, recorriendo el mundo y promocionando marcas como L’Oreal, Kohl’s y Guess.

Por su parte, Simpson obtuvo una fracción de las ganancias de López y Spears como artista, pero convirtió su popularidad en una participación accionaria en la compañía de ropa y calzado que lleva su nombre. En 2015, vendió su participación del 62.5% en la empresa a Sequential Brand Group por aproximadamente 120 mdd.

La nueva generación de estrellas del pop:

Mientras tanto, una nueva generación de íconos del pop como Katy Perry, Lady Gaga, Rihanna y Taylor Swift han subido las apuestas. 

Swift se ha embarcado en cinco giras mundiales desde su álbum debut en 2006, siete años después de que Spears lanzó el suyo, incluida la gira Reputation Stadium Tour 2018, que se convirtió en la gira estadounidense más taquillera de la historia, acumulando 266,100 mdd a través de 2 millones boletos vendidos.

Sus propiedades, incluyen una mansión en Rhode Island, dos casas en Beverly Hills y un ático en Manhattan, las cuales en su conjunto suman más que toda la fortuna de Spears, sin incluir sus dos jets privados Dassault.

En tanto, Rihanna ha demostrado cómo ganar mucho dinero fuera del escenario, convirtiendo su éxito en la música en una mezcla de proyectos empresariales. 

Fenty Beauty, su línea de maquillaje con el gigante de lujo francés LVMH, tuvo ventas de más 600 mdd en 2019. Forbes estima que la participación de Rihanna en la marca de cosméticos tiene un valor de 375 mdd.

Además, su participación en su línea de lencería Savage x Fenty, que la semana pasada recaudó 115 mdd en su segunda ronda de financiación, vale más de 80 mdd.

Nadie sabe qué habría logrado Britney Spears si hubiera tenido el control de su destino y fortuna.

Por: Madeline Berg y con información adicional de Abigail Freeman.

fuente : forbes