Isaac Hernández baila desde un escenario diferente para su primera serie de Netflix

noticias79mx

Isaac Hernández baila desde un escenario diferente para su primera serie de Netflix

Hace dos años, Isaac Hernández se convirtió en el primer mexicano galardonado con el Prix Benois de la Danse. Desde el inicio de su trayectoria ha roto paradigmas —y ahora hace su debut en el mundo de Netflix a lado de Manolo Caro, en su primer drama de época para la compañía de streaming. “Alguien Tiene Que Morir”, ya disponible en la plataforma, se convierte en el nuevo escenario de su arte.

Un cuervo negro anuncia una oscura historia llena de secretos, como retrato de una de las épocas más sombrías en España durante el régimen franquista. Dando vida a Lázaro, el misterioso bailarín mexicano que acompaña al protagonista de la miniserie de tres capítulos, Isaac dibuja paralelos con los estereotipos que ha enfrentado en su propia trayectoria profesional.

“A lo largo de mi historia, cuando me encontraba con situaciones discriminatorias en mi carrera me daba cuenta que era, muchas veces, falta de conocimiento,” compartió Isaac Hernández en entrevista para Forbes Life Latam. “Que la gente nunca había escuchado que se pudiera llevar una vida digna a través de las artes. Tener esta plataforma como un altavoz para mi profesión me parece fundamental para impulsar ese cambio”.

Lázaro se transforma en un extranjero que navega territorio desconocido en la ciudad de Madrid. Su llegada con Gabino, interpretado por Alejandro Speitzer, levanta sospechas; debe enfrentarse a estereotipos de género, homofobia, prejuicios contra el hombre que se dedica al baile, y el ser mexicano.

“A lo largo de mi historia, cuando me encontraba con situaciones discriminatorias en mi carrera me daba cuenta que era, muchas veces, falta de conocimiento,” compartió Isaac Hernández en entrevista para Forbes Life Latam. “Que la gente nunca había escuchado que se pudiera llevar una vida digna a través de las artes. Tener esta plataforma como un altavoz para mi profesión me parece fundamental para impulsar ese cambio”.

Lázaro se transforma en un extranjero que navega territorio desconocido en la ciudad de Madrid. Su llegada con Gabino, interpretado por Alejandro Speitzer, levanta sospechas; debe enfrentarse a estereotipos de género, homofobia, prejuicios contra el hombre que se dedica al baile, y el ser mexicano.

El primero, contó en entrevista, fue mantenerse en forma durante la producción de “Alguien Tiene Que Morir”. Una semana después de concluir la filmación, debía estar listo para regresar al English National Ballet. “Necesitaba estar preparado para bailar funciones para las cuales un bailarín profesional se prepara tres o cuatro meses con anticipación; normalmente entreno por lo menos dos horas diarias”, explicó Isaac. Sin embargo, a pesar de las distancias entre sets y diferencias de horarios, logró regresar al aclamado escenario de la compañía.

“La otra gran dificultad fue poder darme libertades creativas para interpretar a Lázaro, y sentir la confianza necesaria para abordar un personaje con la certeza de que estaba haciendo algo importante para la serie”.

Una cercana amistad con el director Manolo Caro le permitió encontrar la seguridad para llevar a la vida un personaje que sin duda alguna abrirá un diálogo importante sobre el papel de las artes, inmerso en una narrativa por sí misma detonadora. Sobre todo, su desgarradora interpretación está acompañada de explosivas coreografías que conforman un elemento crucial en el diálogo que explora la producción.

“Fue una gran emoción con diferentes motivaciones, la primera siendo la confianza que Manolo tuvo para hacerme parte de este proyecto con un cast como el de la serie,” agregó Isaac. “Se convirtió en un proyecto muy personal e íntimo, a pesar de haber sido un poco aterrador en las primeras semanas”.

La miniserie de tres capítulos, “Alguien Tiene Que Morir”, ya está disponible en la plataforma de streaming.

fuente: forbes