El arte vivo de Ishtar Yasin, directora de la película ‘Dos Fridas’

noticias79mx

El arte vivo de Ishtar Yasin, directora de la película ‘Dos Fridas’

En su aspecto más general, el contrapunto implica la escritura de líneas musicales que suenan muy diferente y se mueven independientemente unas de otras, pero hacen una armonía cuando se tocan simultáneamente. Es el principio estético de la unidad en la diversidad. Este concepto es una analogía de lo que Ishtar Yasin persigue con su trabajo y su decisión de construirse como personaje.

La directora del multipremiado filme ‘Dos Fridas’ encontró un gran aliciente en la vida y obra de Frida Kahlo, no sólo para desarrollar una historia tan auténtica y conmovedora a partir de las experiencias de Judith Ferreto, quien fue la enfermera de la pintora mexicana, sino para dar un paso importante hacia nuevos proyectos.

“El título del largometraje está inspirado en una de las pinturas que más me han impactado de Frida, por sus significados y el efecto espejo que tiene. Esa obra me ayudó a reflexionar sobre la necesidad de hablar de mi propia vida, de crear autorretratos desde el ámbito en el que me desarrollo”, reveló la cineasta costarricense con venas iraquíes y chilenas.

Tras ocho años de vivir en México y adentrarse en su cultura, Ishtar regresó a Costa Rica para pasar tiempo con su madre e hija durante la pandemia. El confinamiento, comentó en exclusiva, le permitió retomar proyectos y apresurar aquellos que abordan realidades urgentes.

Ahora mismo, la también guionista trabaja en la edición de un documental sobre su padre, nacido en Irak, el director teatral y actor Mohsen Yasin. La cinta es parte de una trilogía que abordará vivencias de su madre, la coreógrafa chilena Elena Gutiérrez, al igual que el propio trayecto de Ishtar como mujer y testigo de acontecimientos históricos en Rusia, Chile y otros países.

Después del golpe militar en Chile, Ishtar de niña se refugió con su familia en Costa Rica, donde estudió en la escuela artística Conservatorio Castella. El exilio de sus padres de Irak y Chile marcó el destino de la actriz nacida en Moscú: a corta edad emprendió numerosas travesías por el mundo.

“Este ejercicio es, para mí, un acto político: una manera de reivindicar mi identidad. Es también una forma de unificar las muchas miradas que tengo. Igualmente, es parte de dirigir la atención a aquellas personas que, como yo, han vivido el exilio, que tienen muchas culturas: las comunidades migrantes”, subrayó en el mismo tono en el que se refirió al guion que reescribe sobre violencia de género.

Porque, si hay algo en lo que cree firmemente, es que los procesos artísticos deben ser capaces de generar consciencia y cambios en nuestra condición humana. “Hay una tendencia a creer que los humanos dominamos la naturaleza y, por esta razón, estamos acabando con el mundo”, acentuó Ishtar.

“Hay una tendencia a creer que los humanos dominamos la naturaleza y, por esta razón, estamos acabando con el mundo”.

De ahí que tiene en mente realizar una película para rendir homenaje a los defensores de sus hábitats, caídos en la lucha, y también una serie de filmes que transmitan el sentir de los animales desde ángulos diversos. Asimismo, adelantó que una de esas historias se inspira en el mundo interior de la surrealista Leonora Carrington y en las pinturas de Francisco Toledo.

“Para mí, es importante crear un cine sugerente, no explicativo, que permita al espectador interpretar, construir su propia historia y sus conclusiones. Que, al terminar la película, no quede conforme, sino con ganas de cambiar la vida, de aportar esa consciencia que da el arte”, concluye Ishtar Yasin, una mujer que, al compartir sus proyectos y narrar sus anécdotas, respondió la primera pregunta que surgió en mi mente al abordar esta entrevista: ¿Cuánto mundo puede caber en el corazón de una persona?

fuente: forbes