Bale pide un boicot a las redes sociales

Noticias79

Bale pide un boicot a las redes sociales

La toxicidad en redes sociales ha provocado que Thierry Henry, leyenda francesa del Arsenal, haya cerrado sus perfiles en internet debido a los constantes episodios de racismo e intimidación a los que se ha visto sometido. Una herramienta tan útil e interesante se puede convertir en un arma para aquellos que deciden acosar y amedrentar, en gran medida, escondidos bajo el manto del anonimato.

Gareth Bale, futbolista del Real Madrid cedido en el Tottenham, entiende el movimiento de Henry y no descarta cerrar sus perfiles sociales ante la deriva tóxica de los últimos tiempos. «Sí, lo consideraría. Si todos nos unimos y decidimos boicotear las redes sociales, si hiciéramos una declaración conjunta, y no solo uno o dos, todo cambiaría. Si hubiera una campaña promovida por mucha gente en el deporte, creo sin duda que eso ayudaría», dijo el galés.

Deportistas de todo el mundo están siendo víctimas de acoso con reiteración por redes sociales, como Marcus Rashford en febrero de este año. El delantero del Manchester United recibió insultos racistas y la policía inició una investigación sobre ello. Hasta el príncipe Guillermo ha tenido que intervenir para pedir el cese de estos actos deleznables.

Rashford, ante lo ocurrido entonces, publicó el siguiente mensaje en Twitter: «La humanidad y las redes sociales están en su peor momentoSí, soy un hombre negro y vivo orgulloso de serlo todos los días. Ningún comentario ni nadie me hará sentir diferente».

Los insultos dirigidos a Rashford en febrero fueron extendidos a sus compañeros de equipo Axel Tuanzebe y Anthony Martial. «Se nos ha informado de varios de estos comentarios y estamos en contacto con los involucrados para brindar apoyo e investigaremos a fondo«, dijo una portavoz de la Policía del Gran Mánchester tras lo ocurrido.

Reece James, lateral del Chelsea, también sufrió racismo online y manifestó su enfado vía Twitter. Su club utilizó esta misma plataforma para mostrar repudio y exigir medidas más contundentes contra aquellos que empleen insultos racistas. «En el deporte, al igual que en la sociedad en general, debemos crear un entorno de redes sociales en el que las acciones de odio y discriminación sean tan inaceptables como lo serían en la calle. Algo tiene que cambiar y tiene que cambiar ya», publicó el Chelsea.

La cobardía de los que insultan y se esconden contra la valentía de los que denuncian. El fútbol es juego y pasión. Y la pasión es amor y respeto. Hay algunos, pobres de ellos, que nunca lo entenderán.

INFO:AS.COM